dissabte, 6 d’octubre de 2007

ESCALA EN CEUTA

Publicado en el diario «El Faro de Ceuta»
(Domingo, 4 de julio de 1971)


Acompañado de su bella y joven esposa, Emilia Pla, ha pasado unos días en Ceuta nuestro estimado compañero en las tareas periodísticas Emilio Casademont Comas, redactor-corresponsal en Figueras, donde residen, de la agencia Europa Press y de «El Noticiero Universal», diario de la tarde de la Ciudad Condal. También, en Radio Popular de Figueras, colabora diariamente con una crónica en lengua catalana, además de ser redactor, en Gerona, del semanario «Gerona Deportiva».

Nuestro estimado colega no es la primera vez que visita Ceuta. Hace ya unos años, cuando pertenecía al «Diario de África», en Tetuán, ya tuvo muchas ocasiones de visitarnos.

-¿Qué diferencia has encontrado en aquella Ceuta a la de hoy?

-Una enorme diferencia. Ceuta está totalmente cambiada y en ella se palpa actualmente un ambiente de evolución en crescendo. Y turísticamente hablando, es una ciudad con un evidente futuro esplendoroso.

-¿Te gustaría escribir algo sobre ella?

-Sí, ¿por qué no? Aquí lo hemos pasado muy bien y por los motivos que antes he señalado hay materia para hablar sobre esta bonita y acogedora ciudad.

-¿Cuánto tiempo permaneceréis en Ceuta?

-Sólo podemos estar hasta el domingo, pues nuestro viaje ha sido algo relámpago. Hemos estado aquí unos días y también visitamos Casablanca en el vecino país. Ya sólo nos queda despedirnos de esta bella localidad, en la que hemos pasado unas jornadas muy gratas. Ahora hay que volver nuevamente a la tarea cotidiana.

-Que tengáis buen viaje, amigos.

T.


NOTA: Viaje relámpago para asistir, en Ceuta, a la boda del periodista Salvador Vivancos, compañero de Emilio Casademont en los rotativos "Diario de África" y "África Deportiva" de Tetuán, desaparecidos hacía ya largo tiempo.